MENU CLOSE

¿Cómo lo hacemos?

1. Vaciado

El proceso de vaciado es el primer paso para dar vida a una pieza. Se vierte barbotina, que es barro en estado líquido, en un molde de yeso y éste absorbe la humedad formando una costra en su interior: esa costra es el espesor de nuestra pieza. Luego se vacía la barbotina restante y se deja reposar la pieza hasta tener buena consistencia para su manipulación y desmolde.

2. Pulido

La pieza cruda se detalla de manera manual. Utilizando esponjas, pinceles y agua se le da una apariencia uniforme a la pieza, alisando, quitando rebabas, líneas del molde y filos. Es en este paso del proceso cuando la pieza se puede intervenir, realizando pegados, perforaciones y cortes, entre otros. Una vez terminada la pieza, está lista para entrar a su primera quema: el sancocho.

3. Esmaltado

Mediante el proceso de inmersión se sumerge la pieza sancochada en esmalte. Una vez seco el esmalte, se detalla de manera manual, se limpia el espejuelo y se dan los últimos retoques para que nuestra pieza entre a su segunda quema: alta.

4. Decorado

Para finalizar decoramos nuestra pieza usando calcomanía cerámica, colocamos el logo de Arta en la pieza y si se requiere, como decorado, nuestras famosas hormiguitas o algún gráfico especial sobre las piezas. La calcomanía se coloca de manera manual, una por una, permitiendo un acomode libre y dinámico, resultando todas las piezas diferentes y únicas, dependiendo la mano que las decore. Después de esto se vuelve a meter al horno y ¡la pieza está lista para llegar a tu hogar!